El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió a China más transparencia a la hora de informar de los primeros casos de COVID-19, y advirtió de que conocer los orígenes del coronavirus “es una deuda pendiente con millones de personas que lo han sufrido”.

“Pedimos a China que sea transparente y abierta, que coopere especialmente aportando los datos en bruto sobre los primeros días de la pandemia“, aseguró en una comparecencia de prensa con el ministro alemán de Salud, Jens Spahn, quien se unió en esta llamada de atención a las autoridades chinas.

Tedros aseguró que tras la primera fase de investigaciones, que culminó con una visita de expertos internacionales a Wuhan, la ciudad central china donde se diagnosticaron los primeros casos, se está diseñando ya una segunda.

“Necesitamos continuar la investigación para saber qué ocurrió realmente, pues si lo acabamos sabiendo nos puede servir para evitar crisis futuras similares”, afirmó el experto etíope.

Fuente: Agencia Sapiens

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *