Alimentos como las naranjas, los limones, las toronjas o las fresas, están enriquecidos con Vitamina C, nutriente que es de suma importancia administrar al cuerpo. 

Esto permite mantener a nuestro organismo totalmente saludable, la Vitamina C funciona como un antioxidante que produce colágeno que fortalece nuestro sistema inmunológico, pero eso no lo es todo, son muchos los beneficios que otorga esta vitamina a nuestro organismo y entre ellos están los siguientes:

Posee antioxidantes: Como su nivel de ellos es elevado, activa la producción de colágeno en la piel lo que ayuda a evitar la flacidez y el envejecimiento de la misma. Mejora el cabello y uñas al igual que reduce las cicatrices.

Controla nos niveles de colesterol: Elimina metales en la sangre, reduciendo así efectos como los que provoca el tabaco en el flujo sanguíneo, refuerza el sistema inmunológicos, reduce el estrés y ansiedad, evita gripes y contribuye a disminuir el padecimiento de cataratas.

Se debe consumir al instante: La Vitamina C es sensible a la temperatura, luz y al oxigeno, por este motivo, se recomienda consumirlo después de extraerse y así no perder las propiedades que proporciona. Excepto la papa, ya que esta al cocerse son altas en contenido vitamínico.

Fuente. Agencia Sapiens

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *